Un millón de trabajadores y trabajadoras se movilizaron contra el ajuste en todo el país

Un millón de trabajadores y trabajadoras se movilizaron contra el ajuste en todo el país

Más de un millón de mujeres y hombres se movilizaron hoy en todo el país contra el ajuste y la entrega, por techo, tierra y trabajo. En la Ciudad de Buenos Aires, la masiva movilización concentró frente al Congreso y marchó al Ministerio de Desarrollo Social para volver a repudiar el ajuste y por salarios dignos, acordes a la inflación que alcanza el 47%.

Ya en el Ministerio que conduce Carolina Stanley, en representación de la CTA Autónoma, Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de ATE y Secretario General Adjunto de la CTA-A dijo: “Es un orgullo para todas y para todos nosotros ganar las calles; si no no ganamos las calles, nos gana el FMI y se destruye la Nación. Nosotros vamos a defender la democracia para nuestro pueblo”.

El dirigente destacó que, según el INDEC, el año pasado había 11 millones de pobres y que esa cifra es hoy de 14 millones. “Si el gobierno de Macri no da tregua a nuestro pueblo, las organizaciones no damos tregua a este gobierno”, dijo Cachorro y recordó además la Marcha Federal de junio del año pasado cuando presentaron 5 proyectos de ley, de los que sólo fue aprobado uno en el Congreso.

“Hoy movilizamos contra los tarifazos, los aumentos de precios, los cierres de fábricas. Por el derecho de pibes y pibas, de jubilados y trabajadores de la economía popular y de los formales o precarizados estamos lanzando este plan de lucha para que se aprueben los proyectos de ley que presentamos. Esta gran movilización va a continuar el 26 de febrero en todo el país, con un paro nacional de nuestras organizaciones. A seguir ganando las calles y seguir en estado de asamblea, para seguir construyendo la unidad de nuestro pueblo”, concluyó Godoy.

Luego fue el turno de Marianela Navarro, del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL): “Acá estamos los que cobramos un cuarto de la canasta alimentaria. Hemos iniciado este plan de lucha para defender el salario y para enfrentar el modelo de saqueo porque hoy 1 de cada 3 argentinos somos pobres y tenemos una mujer asesinada por femicidio cada 26 horas mientras el gobierno mira para otro lado”.

Juan Carlos Schmidt agregó: “Lo que falta en este país es trabajo para los millones de compatriotas que no pueden acceder ni siquiera al primer empleo, lo que falta es un trazado económico totalmente distinto a éste. Porque no es verdad que este sea el único camino. Este camino tiene como único resultado la multiplicación de los pobres. Los que están en las calles son los pobres y nosotros tenemos que sentir vergüenza que la Argentina haya acumulado tanta cantidad de pobres”.

En representación de Barrios de Pie, Daniel “Chuky” Menéndez señaló que los alimentos no paran de subir, los empleos son destruido, no hay actividad económica y que esa situación sólo se puede revertir en la calle.

Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán dijo: “Somos miles de trabajadores y trabajadoras de la economía popular movilizados aquí y en todo el país. Somos nosotras las que ponemos el cuerpo contra el hambre y el ajuste, por eso les decimos que vamos a seguir luchando para decidir sobre nuestros cuerpos hasta que el aborto sea legal. Y el 8 de marzo les vamos a volver a parar el país”.

Juan Carlos Alderete, de la CCC, agregó: “La situación de los trabajadores y del pueblo ha empeorado enormemente. La inflación, los tarifazos, el cierre de empresas y el ajuste son insoportables. La mitad de nuestros país está en la pobreza y miles de jubilados están en la miseria”.

En representación de la Corriente Federal de Trabajadores, el gringo Amicheti señaló: “Desde un sector del movimiento obrero organizado quiero ratificar que no hay diferencia entre los trabajadores registrados y no registrados, somos todos partes de una misma clase trabajadora con una historia de lucha en común”.

El último orador fue Esteban “Gringo” Castro, Secretario General de la CTEP quien expresó su solidaridad con los trabajadores de C5N, de Adenor, de Astillero Río Santiago y por todos los compañeros y compañeras que están sufriendo las causas de este ajuste: “Hay miles y miles de Pymes que están cerrando la persiana y un país que produce alimentos para 400 millones de personas hace pasar hambre a la mitad de su población. A este proyecto de hambre y ajuste lo vamos a combatir todos y todas juntas”.

Luche CTA

El coordinador de la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTA Autónoma), Omar Giuliani, evaluó: “A partir de las políticas de este gobierno, tenemos la necesidad de salir a proclamar lo que está mal, lo que consideramos que es un genocidio en términos de hambre”.

“Ponemos en letra aquello que cotidianamente realizamos cuando el Estado no está presente al servicio de los trabajadores y las trabajadoras, y sí está presente para pagar al FMI y para las políticas internacionales”, resaltó Giulani, quien remarcó la confluencia desde distintos sectores del campo popular en la movilización. “La importancia de hoy es el marco de unidad en el que se da, a partir de propuestas concretas que son constituidas y construidas en cada uno de nuestros territorios”, agregó.

Por su parte, Claudia Baigorria, Secretaria Adjunta de la Central, indicó: “Estamos para decirle basta al ajuste y a la entrega del gobierno de Macri que está arrojando a millones de personas a la indigencia y la pobreza, que no da respuesta a las leyes de emergencia, donde más del 50% de nuestros pibes son pobres y han tenido que volver a los comedores”.

“El gobierno tampoco está haciendo nada en relación a la emergencia por violencia de género. Llegamos a esta altura del año con 27 femicidios y tres travesticidios que se podrían haber evitado si hubiera habido políticas preventivas”, denunció Baigorria a la vez que ratificó la medida del 26 de febrero y la convocatoria al Paro de Mujeres del 8 de marzo.

Finalmente, el secretario General de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, reclamó como “imprescindible” que el Gobierno “deje de hacer oídos sordos a las demandas de los trabajadores y trabajadoras”, dijo y añadió: “El Gobierno debe avanzar en el tratamiento de las leyes que presentamos el año pasado en el marco de la Marcha Federal”.

“La situación en los barrios, en los sectores más vulnerables de la sociedad, es muy grave y es imperioso que se aborde la emergencia alimentaria como la de violencia de género. Esperemos que esta marcha multitudinaria sea un paso más en el camino de resistencia y de propuestas concretas para salir de esta situación”, ratificó.