Terés: La provincia tiene “una clara política de ajuste”

santafe-teres-megafonoTras las declaraciones de la Ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, que aseguró que hablar de porcentaje de incrementos salariales “es irresponsable”, el titular de la CTA Autónoma y AMSAFE Rosario, Gustavo Terés, insisitió en la entrega de un bono de fin de año de 5000 pesos. Exigió un aumento salarial del 40%.

La responsable de la cartera educativa provincial aseguró a medios locales esta semana que “esto de tirar porcentajes al voleo es una estrategia que se viene dando durante varios años, y no es lo más acertado ni responsable en estos momentos. No tenemos ninguna referencia. No estamos trabajando con ningún índice y no se conoce la referencia de la paritaria nacional”. No obstante, el Banco de la Provincia de Santa Fe en su web parece tener más datos que el gobierno: la tasa aplicada a préstamos para trabajadores del Estado, es del 52%.

Ante esto, docentes que junto a otros gremios estatales en la CTA Autónoma reclamaron durante noviembre y diciembre un bono de cinco mil pesos para los empleados provinciales, adelantaron que van a discutir sobre un piso de aumento salarial del 40 por ciento en las próximas reuniones paritarias. Gustavo Terés, en declaraciones al programa “Todos en La Ocho”, afirmó: “Nosotros, con mucha responsabilidad, hemos reclamado enfre fines de noviembre y todo diciembre un aumento de emergencia. Reclamamos el famoso bono de cinco mil pesos que pedían varias centrales sindicales del país o un aumento de emergencia que actuara como puente hasta la discusión paritaria”.

“Que el gobierno no quiera abrir la discusión paritaria en enero, será parte de una definición que podemos avalar o no, sobre todo considerando la cercanía del inicio de clases si se abre en febrero, pero sí decimos que tiene que anticipar algo de dinero como lo hicieron con los empleados bancarios, los aceiteros, camioneros, metalúrgicos. ¿Los docentes o trabajadores del estado no tenemos la misma necesidad?”, se preguntó el dirigente.

La postura del gobierno de Miguel Lifschitz,está en la línea de la expresada por el gobierno nacional de Mauricio Macri que habla de ’datos confiables’ que indican un 24% de inflación anual y se niegan a dar índices oficiales excusándose en el vaciamiento del INDEC que perpetró el gobierno saliente.

La devaluación y los incrementos a cuenta hechos desde noviembre, significaron “una brutal transferencia de ganancias hacia los sectores de poder en detrimento de los trabajadores”, analizó Terés. “El gobierno provincial es irresponsalbe al ponerse en la misma sintonía con la política salarial de la Nación, que también ha negado aumentos a los trabajadores estateles nacionales. Esto es claramente una política de ajuste”, denunció el dirigente de CTA y AMSAFE Rosario

Fuente: Diario La Capital; www.ctarosario.org.ar