Participación de la segunda reunión del Comité de Emergencia Social

Participación de la segunda reunión del Comité de Emergencia Social

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, encabezó la segunda reunión del Comité de Emergencia Social con la ministra de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Fernanda Raverta. Estuvieron presentes por parte de nuestra central, el Secretario Adjunto, Hugo “Cachorro” Godoy y Diego Ledesma de la Fenat. También fueron participes los intendentes del conurbano, representantes de diferentes organizaciones sociales, iglesias y organizaciones no gubernamentales.

El encuentro se llevó a cabo en el marco de la emergencia sanitaria con el objetivo de analizar la situación, establecer estrategias referidas a la ampliación de compras de alimentos para municipios y provincias y articular entre todos los sectores sociales.

“Tenemos una estrategia para enfrentar esa situación, que se concentra en tres ejes: ampliar las compras de alimentos; un fondo rotatorio para municipios y provincias destinado a la compra de alimentos frescos y artículos de limpieza; y el cambio en la frecuencia de las acreditaciones de la tarjeta Alimentar, que ahora se realiza de modo semanal”, indicó el ministro Arroyo.

Los participantes coincidieron en la necesidad de conformar comités locales amplios, que integren a los diferentes actores políticos y sociales. Además, representantes de las organizaciones sociales pidieron fortalecer el control de precios de alimentos.

Todos los presentes coincidieron en que ante esta situación se requiere unificar esfuerzos y participación de todos los sectores para paliar la crisis sanitaria por un lado, y la crisis social por el otro.

Godoy señaló que desde la CTA-A “planteamos avanzar en la resolución de los temas: abordar la emergencia del hambre, más teniendo en cuenta el informe del ministro por la cantidad de demanda por alimento y los anotados en el Anses por la asignación familiar que ya superó los 10 millones de inscriptos. Evidentemente la situación social es cada vez más grave y tan catastrófica como la situación sanitaria que se avecina”.

“Y en segundo lugar – continuó diciendo Godoy – la necesidad de inyectar más dinero en los bolsillos de la gente porque los ingresos son escasos. Por eso planteamos que se generalice la universalidad por hijo para los millones de pibas y pibes que al día de hoy no lo perciben y que se pueda establecer un piso de salario mínimo tomando como base a todos los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”.

Además, la CTA-A solicitó potenciar la capacidad de producción de las empresas recuperadas y demás sectores para la producción de bienes asignados para la emergencia (equipos e insumos) para la protección particular de lxs trabajadorxs de la salud y de aquellos que tienen contacto con la población.

Otro punto que se remarcó desde la Central fue que la asignación para lxs trabajadorxs de la salud se amplíe y alcance a lxs trabajadorxs de la limpieza y recolección de basura, a los que realizan tareas de cuidados de adultos mayores y niñxs y a quienes cumplen funciones de voluntariados en comedores y merenderos.

Por último, Godoy destacó “el esfuerzo que está haciendo el Gobierno y las organizaciones populares”, a diferencia de otros países de la región, ya que “en Argentina hay mucha voluntad, solidaridad y respuestas participativas y colectivas entre todos los sectores comprometidos en esta crisis”.