Los sindicatos de la Industria de la CTA-A marcharán a Plaza de Mayo el 4 de abril

Los sindicatos de la Industria de la CTA-A marcharán a Plaza de Mayo el 4 de abril

El secretario General de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, confirmó este lunes, que la Coordinación Nacional de Trabajadores de la Industria (CNTI) participará el 4 de abril de la marcha que partirá desde Plaza Once a Casa de Gobierno para exigir normas que frenen los despidos y la crisis económica del sector, uno de los más golpeados desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia.

Este jueves se realizó en la sede de la CTA Autónoma un plenario de delegados de la Coordinación Nacional de Trabajadores/as de la Industria de la CTA-A, que se constituyó el 5 de julio de 2018 y representa a 23.328 trabajadores del sector farmacéutico (AAPM), curtiembres/curtidores (SECEIC), azucarero (FAR), textil (SUCEV), tecnológico (INTI); de astilleros navales (ARS), siderúrgico (UOM Villa Constitución, Acindar), tecnología industrial (INTI), de fabricaciones militares, energía atómica (CNEA) y carbonífero (YCRT) y agua pesada (PIAP).

Encabezado por Ricardo Peidro (Secretario General de la Central y de AAPM) y Hugo Godoy (Secretario Adjunto de la Central y Secretario General de ATE Nacional), el encuentro sirvió para conocer de primera mano la situación del sector, en particular y en general. Por unanimidad se aprobó participar, junto a otros gremios del sector, de la marcha nacional del 4 de abril que irá del barrio porteño de Once hasta la Plaza de Mayo para exigir una ley que defienda la industria nacional y frene la ola de despidos.

Cynthia Pok, Secretaria de Formación y Estadística de la Central presentó un informe sobre la actual coyuntura nacional económica: “vivimos una etapa de grandes falacias en torno al discurso sobre nuestra economía. La realidad evidencia la destrucción del aparato productivo, el viraje a un esquema especulativo y de prevaricación. Es un golpe tremendo a la industria la baja superior al 10% del último trimestre. El gobierno nacional afianzó la deuda externa e interna. Estamos en una crisis de supervivencia de nuestro pueblo a partir de la distorsión de la canasta básica y de los salarios, con índices de pobreza récord”

Además, Luis Campos, del Observatorio Social de la CTA-A presentó un informe sobre la crisis económica que afecta a la industria y que se acrecentó en los últimos tres años. “La situación de la industria no escapa a la situación general de los trabajadores como conjunto. El 2018 ha sido un año horrible, en el que todos los números empeoraron. 130.000 puestos de trabajo se perdieron en el sector privado registrado en 2018 y la caída del salario real fue del 12 por ciento. Y más se ha notado en la industria por las políticas anti-industriales del gobierno, cuyos números negativos duplican los del resto de los rubros de la economía”.

Los estudios del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) son elocuentes: la industria cayó 10,8% interanual. Todos los rubros registraron caídas. Los sectores más afectados fueron la industria automotriz (28,2%), productos de metal y maquinaria (22,5%), minerales no metálicos (16,8%), muebles (14,5%), textiles (14,4%), alimentos (2,1%), refinación de petróleo y químicos (8%). Así el empleo registrado en la construcción cayó 2,9% interanual a enero de 2019.

La destrucción de puestos de trabajo desde que asumió Mauricio Macri alcanzó la cifra de cien mil empleos, es decir, el 8,5% de la dotación de trabajadores manufactureros que existía a fines de 2015. Sobre 34 meses de la gestión Cambiemos, en 33 meses cayó la ocupación industrial.

En ese sentido, Hugo Godoy calificó como “un industricidio a las políticas oficiales que lo único que hacen es provocar el cierre de fábricas, el despido y la precarización laboral”.

El dirigente también destacó el encuentro que “la semana pasada tuvimos como conducción nacional de la CTA Autónoma un encuentro muy positivo con las máximas autoridades de Industriall, la federación global que agrupa a los trabajadores del mundo de la industria, donde nos ratificaron el deseo de que la CNTI se incorpore en mayo a este espacio y elogiaron nuestra forma de organización”.

Industricidio

El encuentro sirvió también para que los sectores nucleados en la CNTI tracen un panorama de la situación actual:

-

  Los sindicatos azucareros y del vestido hicieron hincapié en las transformaciones provocadas por la automatización que están afectados los procesos de trabajo y reducen la mano de obra.

-

  Energía atómica agregó como matiz que no siempre la automatización y robotización genera despidos y que al debate sobre tecnología y producción hay que hacerlo desde la defensa de la soberanía nacional, es una discusión política sobre cómo se implementa y en favor de quién.

-

  Los gremios farmacéuticos recordaron que hace ya cuatro años que luchan contra las firmas, mayoritariamente transnacionales, porque intentan imponer flexibilizaciones y controles abusivos sobre los trabajadores/as, de manera que desde el sindicato se niegan a firmar la paritaria.

-

  Dramática es la situación del sector curtiembre, destinado a desaparecer en 15 años, por el riesgo que la baja de retenciones a materias primas que impone el gobierno acarrea para este rubro, además de la apertura para las importaciones. La actividad cayó un 40 por ciento para las pymes del sector.

-

  La Planta Industrial de Agua Pesada perdió 150 trabajadores en el último tiempo. Ellos producen para las tres centrales nucleares que existen. En 2017 el gobierno nacional los obligo a dejar de producir y luego se canceló la cuarta central nuclear que se iba a construir.

-

  Los/as trabajadores/as de la mina de carbón de Río Turbio, a pesar de no poder estar presentes físicamente en el plenario, informaron su situación y apoyaron la campaña para defender la soberanía, energía, tecnología e industria nacional. Relataron que el panorama también es sumamente complejo desde que las políticas de estigmatización del gobierno nacional sobre el sector han provocado la pérdida de fuentes de trabajo e interrumpido la construcción de módulos que, acoplados con la mina, generan energía para la provincia mediante una carboeléctrica.

El plenario concluyó en que el actual es el peor gobierno desde la vuelta de la democracia, dado que profundiza una matriz productiva basada en la primarización y el extractivismo. Por todas estas razones es que la CTA-A se unirá a gremios de la CGT y la Corriente Federal para la marcha del 4 de abril próximo desde Plaza Once hasta Plaza de Mayo para exigir normas que frenen los despidos y la crisis económica del sector, uno de los más golpeados desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia.