La Marcha Federal desbordó la Plaza de Mayo por Pan y Trabajo

400 mil trabajadores y trabajadoras llegaron hoy a Plaza de Mayo, después de recorrer el país durante toda la semana de Ushuaia a La Quiaca, para decir basta de ajuste, no al FMI, pan, techo y trabajo para todos y todas. La CTA Autónoma fue una de las organizaciones convocantes, junto a la CCC, CTEP, Barrios de Pie, el FOL y el Frente Darío Santillán.

Las columnas llegaron muy temprano a distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires para marchar por las calles porteñas hacia Plaza de Mayo. La columna norte, desde Retiro, marchó a través de Puerto Madero, mostrando el contraste entre los que más tienen y los que no tienen nada. Otra columna multitudinaria copó desde temprano el Puente Pueyrredón y marchó varios kilómetros hasta la Plaza de Mayo. Mientras que la columna Sur partió desde Liniers, donde se encuentra la Catedral de San Cayetano, para recorrer los 11 kilómetros que la separan de la Casa Rosada.

Desde Plaza de Mayo, y luego de caminar todos los kilómetros que la separan de Liniers, Ricardo Peidro, Secretario General Adjunto de la CTA Autónoma y Secretario General de AAPM, dijo a ACTA: “Venimos marchando de todo el país, con mucha participación de compañeros y compañeras de todo el país. Hay mucho entusiasmo porque no solamente estamos haciendo actos de resistencia, sino también de propuesta de cinco proyectos de Ley que se presentaron en el Congreso, para sacar de la situación en que está la clase trabajadora en nuestro país”.

“En esta plaza histórica también estamos repudiando una nueva agresión a nuestro pueblo, con la decisión de este Gobierno de vetar la Ley aprobada por ambas cámaras para amortiguar el impacto del tarifazo”, dijo Peidro y remarcó: “En esta Marcha Federal que tiene sus raíces en la marcha que organizó la CTA en los `90, el clima que se vive es de alegría y de esperanza de que se puede cambiar la realidad”.

Por su parte, Claudia Baigorria, Secretaria Administrativa de la Central y de Formación de CONADU Histórica, dijo: “Ha sido muy fuerte y muy emotivo este recorrido. Una marcha con mucha mística, que recuperó lo mejor y más digno de nuestra clase trabajadora, que hoy está tan vapuleada y castigada por este gobierno de gerentes que solo dan malas noticias a nuestro pueblo. No hacen otra cosa que seguir concentrando el Capital para que los pobres sean cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos”.

“El gobierno va a tener que escuchar o mirar definitivamente para otro lado, porque esto que se produjo hoy es lo que está acuñando el paro general y sobre el cual vamos a tener información los próximos días. La clase trabajadora, ocupada y desocupada ha dicho basta porque se viene el frío y las familias no tienen una garrafa para llevar calor al hogar; porque la gobernadora Vidal dice que sobran universidades; porque este gobierno nos quiere brutos y con hambre, porque nos quieren quebrar, pero a esto respondemos con este mensaje de esperanza”, añadió Baigorria en el diálogo con ACTA.

Acto Central

“Han requisado a todos los colectivos pero no han podido detener esta impresionante movilización. Nosotros somos trabajadores y trabajadoras, no somos peligrosos, los peligrosos están en la Bolsa”, comentaron desde los colectivos cuando llegaron a la Ciudad.

Daniel Menéndez, Coordinador Nacional de Barrios de Pie: “Ya estamos sin voz de haber trajinado por todo el suelo de nuestra patria, pero llegamos con una enorme alegría de estar aquí porque los movimientos populares entendemos que la discusión de la agenda pública no puede pasar por el endeudamiento, necesitamos que nuestros chicos coman, que los vecinos tengan trabajo, que nuestros pibes tengan donde tratarse por las adicciones, que la tierra sea de quien la trabaja”.

Menéndez debió interrumpir su discurso, pues llegaba al escenario Nora Cortiña, Madre de Plaza de Mayo Linea fundadora, y la multitud comenzó a cantar: “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza”.

Y luego, el referente de Barrios de Pie siguió: “La convocatoria nos ha excedido y nosotros vemos aquí a vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires sumandose a la marcha. Hoy está la clase media autoconvocada producto del despojo de sus salarios, junto a los sectores más humildes y fuimos protagonistas de cómo salían comerciantes a aplaudirnos y a sumarse porque entendemos que a esta política económica se enfrenta en unidad”.

Madres de la plaza el pueblo las abraza

La siguiente oradora, fue ni más ni menos que la queridísima Norita Cortiñas: “Hola queridas amigas, amigos, hijos, hijas, nietas, nietos, queremos abrazarlos a todos y a todas por haber venido a nuestra plaza. La indignación, el repudio de todo lo que está pasando, queremos decirle al presidente que el pueblo lo que quiere es ser escuchado. Este grito de todos nosotros y nosotras tiene que ser escuchado, yo lo llamo Robin Hood al revés: les roba a los pobres para darle a los ricos. Atropellan a los derechos humanos de todo el pueblo. Qué vergüenza lo que hicieron en la Villa 21 de meterse en la casa de alguien a torturarlo. Queremos salud, vivienda, trabajo, educación. La militarización pero lo peor es el hambre, llevar a este país al hambre. Yo los felicito (a lxs manifestantes), hagamos ruido, no hagamos silencio. Quiero que hagamos el saludo nuestro de las Madres: 30 mil detenidos desaparecidos presentes, ahora y siempre, hasta la victoria siempre, venceremos”, cerró.

El premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, también dejó un fraterno abrazo “al pueblo argentino, tenemos que estar unidos más que nunca para derrotar al neoliberalismo, al FMI, a las fuerzas armadas en la calle, cuál es la hipótesis de conflicto del enemigo interno, el pueblo. La seguridad del pueblo pasa por salud, educación, techo y trabajo. Defendemos la educación pública que es una conquista histórica del pueblo argentino. No queremos más muertes, defendemos la vida. Ni un paso atrás, hasta la victoria siempre”.

Luego fue el turno de Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán: “Una vez más trabajadores y trabajadoras de la economía popular nos encontramos aquí después de recorrer todo el país de Norte a Sur, durante 5 días. Acá frente a la casa rosada decimos unidad. Hoy esta plaza está llena de hombres y mujeres de todo el país que venimos a poner en agenda la necesidad del sector más golpeado del país: unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode, se jode. Sabemos que este camino no es fácil, estamos ante un gobierno cruel, dispuesto a todo. Macri vetó la ley de la tarifa social porque para este gobierno somos nosotros los responsables. Es momento de organizar la bronca, dejar de lado las diferencias y que realmente construyamos entre todos y todas alternativas para pararle la mano a Macri. No queremos volver al Fondo, que Argentina vuelva a ser el patio trasero de Argentina. Paro nacional ya. Vivas nos queremos, arriba las que luchamos”.

Organizar la bronca

Por la CTA Autónoma, como parte de la Mesa Nacional, hizo uso de la palabra Hugo “Cachorro” Godoy: “Queremos decirles a los miles y miles de compañeros y compañeras que han sido protagonistas de esta Marcha Federal ¡gracias!. Gracias a los trabajadores desocupados, cooperativistas, inscriptos porque trabajador trabajadora no es el que decide el gobierno, el patrón, trabajador, trabajadora somos todos y todas”.

“Esta Marcha le dice no al ajuste a la entrega pero también propone 5 leyes al servicio de las mayorías populares: demostramos que se puede construir una política de Estado al servicio del pueblo, no como hace Macri y Dujovne que entregan la riqueza del país, en dos semanas 11 mil millones de dólares le saquearon al país. Hoy desde este palco decimos que todos los que estamos acá nos comprometemos a realizar un gran paro nacional en junio con movilización en todo el país porque lo que nos alimenta es la esperanza. Alentamos la construcción de una argentina para todos y todas con soberanía y justicia.”, remarcó.

En representación de las organizaciones que se solidarizaron con la marcha, habló Sergio Palazzo, y remarcó: “Que la CGT llame a un paro nacional, que deje de mirar a los más ricos”. También lo hizo Roberto Baradel, en representación de los y las docentes en lucha: “Queremos decirle a Macri y a Vidal: dejen de atacar a la escuela pública, rechazamos el ajuste y al FMI, y tenemos que ponerle la fecha a un paro general donde nadie vaya a trabajar demostrando que estamos en contra de la política de ajuste”.

Luego fue el turno de Marianela Navarro, del Frente de Organizaciones en Lucha: “No al veto de Macri, no al FMI, no al ajuste. Saludamos a las mujeres que siempre, trabajando, con sus hijos e hijas, son las primeras en las marchas. Venimos a cobrarles las deudas que ellos tienen con nosotros, venimos a cobrar la deuda interna que tienen con el pueblo. La única división que tenemos que hacer es entre los que luchan y los que se entregan”, dijo y remarcó que los próximos 3 y 4 de junio “las mujeres volveremos a ganar las calles”.

En nombre de la CCC, habló Juan Carlos Alderete: “Estamos aprendiendo que hay que luchar, como nos enseñaron los mineros de Río Turbio. Es hora de unirnos, porque ya se vio claramente que el gobierno de Macri, con la corrida bancaria, financiera, los empresarios y los banqueros han multiplicado sus fortunas. Cada vez más se destruye la industria nacional, cada vez más despidos, y los capitales de afuera vienen para la timba y no para la producción. Los trabajadores no somos mansos, no tenemos que arrodillarnos ante el FMI, que significa mayor ajuste, destrucción de nuestra industria y menos trabajadores. No van a poder romper ni destruir esta unidad que se va logrando, porque la única manera de parar esta política de entrega y ajuste es con unidad”.

Tras una semana de marcha, llegando con la columna del NOA, el Gringo Castro arengó: “Pan, Trabajo, el Fondo al carajo”, el cántico que viene escuchándose desde el lunes, cuando largó la Marcha Federal en la Quiaca. Sobre el recorrido de la movilización, Castro dijo: “En cada lugar que tocamos estos días, hubo más gente, más amor y más convicción militante. Estas cinco leyes que estamos presentando van a dar más dignidad a todos los compañeros y compañeras que viven en los barrios más pobres de nuestro país. Los compañeros ya no podían comer frutas, verduras y las dietas son a base de harina, que ahora aumentó un 50%, ya no podemos ni comer harina”. El acto coronó con una emotiva entonación del Himno Nacional Argentino.