La CTA Río Negro paró y se movilizó en el marco de la Marcha Federal

La gesta que comenzó el lunes, uniendo el país desde distintos puntos del territorio para culminar hoy en la Plaza de Mayo, dejó expresado a las claras el rechazo del pueblo a las políticas que implementa el Gobierno de Mauricio Macri y que viene profundizando en las últimas horas, con el veto a la Ley de Emergencia Tarifaria, la continuidad de los aumentos en los combustibles y el avance acelerado para cerrar un acuerdo con el FMI, comprometiendo el futuro de la nación.

En este marco y como ha sido su rol histórico, la Central de Trabajadores/as de la Argentina (CTA Autónoma) Río Negro, junto a las organizaciones del campo popular, colmaron las rutas y plazas del país para manifestarse y evidenciar los estragos que estas medidas están provocando en el país, excluyendo a la mayoría de la población de una vida digna.

Es así que en consonancia con la culminación de la “Marcha Federal por Pan y Trabajo”, la CTA Autónoma lleva adelante hoy un Paro Provincial por 24 horas.

“Rechazamos el veto de Macri a la Ley de Emergencia Tarifaria y las políticas económicas que está llevado adelante este Gobierno”, expresó contundente Manuel Hermida, Secretario General Adjunto de CTA Río Negro quien destacó la fuerza de la unidad capaz de ponerle un freno al modelo de exclusión que plantea la alianza Cambiemos. Asimismo, recordó que en este marco se van a promover cinco leyes para que sean tratados por el Congreso de la Nación, que tienen que ver con la situación acuciante que viven los sectores más postergados de la población”. Se trata de la sanción de las leyes de emergencia alimentaria, integración urbana, infraestructura social, agricultura familiar y ley de adicciones.

El dirigente también destacó la movilización que en el Marco del paro se realizó en el Concejo Provincial de Educación (CPE) de Cipolletti para pedir por la restitución y anulación de los sumarios de las supervisoras de nivel inicial separadas de sus cargos y acompañar a Stella Errotabere, quien viene siendo hostigada y hoy estaba citada para ser indagada por un sumario ilegal, con una demanda judicial en curso y recursos administrativos pendientes que el CPE y la sumariante no responden.

Es así que una vez más la Central obrera se pone a la atura de las circunstancias no solo para reclamar y rechazar el modelo reinante, donde familias enteras quedan en la calle, sin poder cubrir las necesidades básicas, con un ajuste que recae nuevamente sobre las espaldas de los trabajadores y trabajadoras, sino para expresar la lucha en unidad por un país con justicia social para el pueblo en su conjunto.