La CTA marchó en repudio a la represión en el Borda

marcha000b

Más de 25 mil hombres y mujeres de diversas organizaciones gremiales y políticas se movilizaron a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad en rechazo a la salvaje represión que llevó a cabo la Policía Metropolitana el pasado viernes 27 de abril. La CTA pidió la Renuncia del Ministro de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Guillermo Montenegro, además de denunciar las políticas privatistas en favor de los negocios inmobiliarios que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri.

“Estamos movilizándonos contra la represión brutal que sufrimos días atrás en el Borda. Más allá de que esta marcha había sido llamada por apertura de paritaria y aumento salarial, luego de lo que ocurrió, hoy marchamos con un amplio sector de organizaciones sociales de la Ciudad. Tiene que ver con la pelea en contra del autoritarismo de Mauricio Macri que lo único que privilegia es su propio negocio inmobiliario. Esta represión no fue un error, fue una decisión política”, sostuvo José Luís Matassa, Secretario General de ATE Capital Federal.

El fundador de la CTA y Diputado Nacional por la Unidad Popular, Víctor De Gennaro declaró a ACTA: “Acá Macri ha atacado a los trabajadores de salud mental y además a los enfermos, es una política de negocio inmobiliario con represión a los trabajadores. Había una medida cautelar a favor de los trabajadores, por eso cuando Cristina avanza en una reforma judicial para frenar las medidas cautelares o los amparos, lo que está haciendo es desproteger a los trabajadores. Es lo mismo que ocurrió con el avance de la ley antiterrorista, los poderosos tienen miedo, cuando los poderosos reprimen es porque temen el avance de las organizaciones populares. Hay una legitimidad cada vez más grande de repudio a cualquier tipo de represión, y en este momento es imprescindible el crecimiento de propuestas alternativas”.

Por su parte Hugo “Cahorro” Godoy, Secretario Adjunto de ATE Nacional puntualizó: “Estamos pidiendo la renuncia de Montenegro y de todos los responsables de una acción que fue claramente ilegal. Estaba suspendido judicialmente el inicio de la obra y, sin embargo, metieron una empresa privada y demolieron todo amparados por una represión que dejó decenas de heridos y detenidos.”

Ricardo Peidro, Secretario Adjunto de la CTA, también estuvo presente en estas jornada de lucha: “no vamos a permitir que se siga reprimiendo a los trabajadores. Queremos un Estado que trabaje en función de las necesidades populares y no que continúe avalando los negocios inmobiliarios”.

En tanto, el Secretario de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, Orestes Galeano detalló sobre la situación en la que trabajan cotidianamente miles de trabajadores estatales: “En la ciudad de Buenos Aires, además de la represión que aplica Macri, también queremos denunciar que no hay trabajador al que se le hagan los exámenes periódicos, los compañeros de los hospitales se enferman, hay lugares donde todavía hay amianto en la oficinas publicas. No son balas pero son agresiones que lastiman y enferman a los trabajadores”.

Además Matassa explicó la responsabilidad del Kirchnerismo al otorgar el presupuesto para las obras: “Son cómplices, porque si no hubiesen votado el presupuesto para hacer estas obras, ahora al Macrismo le sería mucho más dificultoso llevar esto adelante. Además, esto fue parte de un pacto que también involucraba las tierras en caballito, en la Isla Demarchi, etc.”

Oscar De Isasi, Secretario General de ATE provincia de Buenos Aires, expresó: “En relación a lo que hace la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal hay similitudes porque el neoliberalismo tiene representación política transversal: Scioli expresó en su momento parte fundamental de la política de los ’90 y Macri es el paradigma viviente de ese modelo privatista que destruyó la nación. Ajuste, ilegalidad y represión es una ecuación que siempre se da en los marcos de ajuste. La represión que se vivió en el Borda es una consecuencia lógica de la preservación de los negocios, porque los negocios son antipopulares, más contra el pueblo”.

A su turno Carlos Oroz, Secretario General de Ademys, señaló a ACTA: “marchamos para pedir el juicio político contra los responsables de la represión en el Borda. Queda al desnudo una vez más, que este es el gobierno de los grandes negocios inmobiliarios para los empresarios amigos del poder, y de la represión contra los trabajadores que sólo podemos esperar palos y balas a la hora de reclamar el fin de la corrupción y por la justicia social”.