El salario del sector público como variable de ajuste

El salario del sector público como variable de ajuste

ate-movil600Presentamos un nuevo informe del Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA – Autónoma) sobre la evolución de los salarios de convenio en el sector público entre los años 2007 y 2015.

En el informe se da cuenta de una caída del 15% en términos reales en el caso del Salario Mínimo Docente y de un 18% en el caso de los básicos de convenio correspondientes a la Administración Pública Nacional. Asimismo, también se detalla como los incrementos salariales en el sector público han ido sido constantemente inferiores a los obtenidos por los trabajadores del sector privado, e incluso menores que el ritmo de actualización del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

En otras palabras, el salario de los trabajadores del sector público se ha convertido sistemáticamente en una variable de ajuste, que en la actualidad pretende ser profundizado mediante despidos generalizados tanto en el ámbito del Estado Nacional como de los estados provinciales y municipales.

Al contrario del discurso que el gobierno nacional pretende instalar en estos días, los salarios de los trabajadores ya se encuentran en niveles muy bajos. En el sector público, la caída salarial ha sido una constante en los últimos años, y en muchos casos ni siquiera llegan a cubrir el salario mínimo, vital y móvil.

Este informe se concentra uno de los niveles en los cuales se expresa la precarización laboral de los trabajadores en el sector público: los bajos salarios. A él pueden agregarse los análisis sobre la precarización contractual (contratos temporales, convenios de asistencia técnica, cooperativas de trabajo que realizan tareas propias del sector público, etc) y sobre la inexistencia de mecanismos de negociación colectiva, entre otros.

Por el contrario, el discurso oficial omite referirse a estas cuestiones, y se limita reeditar el viejo discurso de “achicar el Estado para agrandar la Nación”. Una vez más seremos los trabajadores quienes debamos encarar la resistencia frente a estas políticas.

Para bajar documento completo – PDF