Director de OIT: El futuro del trabajo es incierto y desafiante

Director de OIT: El futuro del trabajo es incierto y desafiante

oit-guy-ryder-uruguayEn Montevideo, Guy Ryder se entrevistó con representantes del Gobierno, de empleadores y de trabajadores, y recordó la importancia del diálogo social. En una conferencia sobre el futuro del mundo del trabajo destacó la necesidad de lograr sostenibilidad e inclusividad.

El director General de la OIT, Guy Ryder, realizó una visita a Uruguay donde sostuvo reuniones con representantes tripartitos de este país, asistió a la firma de un documento para avanzar hacia un acuerdo de trabajo decente, y ofreció una conferencia sobre el futuro en la cual disertó sobre el reto del empleo.

Será necesario crear “nada menos que 600 millones de puestos de trabajo antes que finalice 2030” para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenibles recientemente acordados en el marco de la ONU”, dijo Ryder en la conferencia dictada en la sede de la Presidencia de Uruguay, a la cual asistieron representantes del Gobierno y de las Organizaciones de Empleadores y de Trabajadores.

En este acto, encabezado por el vicepresidente de Uruguay, Raúl Fernando Sendic, los representantes tripartitos suscribieron un Acuerdo Marco para la formulación del Programa de Trabajo Decente por País 2015-2020. El Director General de la OIT sostuvo además reuniones con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro (en la foto), y realizó una visita a la sede de este ministerio.

Su primera actividad en Montevideo fue la visita a la Central sindical PIT-CNT, donde participó en la conmemoración de los 100 años de la ley de jornada laboral de 8 horas en Uruguay junto con los principales dirigentes de esta organización de trabajadores y de representantes del Gobierno.

Ryder también tuvo una reunión con la Cámara de Industria del Uruguay y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, entre otras organizaciones de empleadores de ese país.

El Director General de la OIT estuvo acompañado en esta visita a Uruguay por el director para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar.

Durante la conferencia de Guy Ryder titulada “Predecir lo impredecible: el futuro del trabajo”, éste destacó que “el contexto en el que estamos abordando estos problemas no sólo se caracteriza por dificultades económicas graves, sino también por un recrudecimiento de las tensiones geopolíticas y una exacerbación de los conflictos y el extremismo”.

Al referirse al objetivo de desarrollo sostenido, inclusivo y sostenible, con empleo pleno y productivo y trabajo decente para todos, que forma parte de la Agenda 2030 de la ONU, Ryder comentó que “nuestro desempeño no está a la altura de este compromiso”, advirtió al destacar que el mundo está en una trayectoria de crecimiento lento que ofrece “pocas perspectivas de una mejoría”.

Añadió que en este momento hay 200 millones de personas sin empleo en el mundo y cada año 40 millones de jóvenes se incorporan al mercado laboral. El futuro del trabajo, agregó, debería estar guiado por dos ideas clave: sostenibilidad e inclusividad.

Según dijo al pensar en el futuro del trabajo hay que tener en cuenta el impacto de las transformaciones tecnológicas que podrían cambiar la naturaleza del empleo, así como la persistencia de una desigualdad “grave y creciente que se ha descrito como un rasgo y el desafío distintivo de nuestra época”, y que está “muy arraigada en el mundo del trabajo y de las estructuras productivas”.

Consideró que si en los próximos 30 años la desigualdad siguiera aumentando al ritmo que lo ha hecho en los últimos 30 años, “sería verdaderamente imposible predecir las consecuencias, salvo que serían catastróficas”.

Durante su estadía en Montevideo, Guy Ryder visitó también la sede del Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (CINTERFOR) de la OIT.

Fuente: www.ilo.org