CTA-A en la OIT: Más derechos, menos especulación financiera

CTA-A en la OIT: Más derechos, menos especulación financiera

La reunión del Centenario de la Conferencia Internacional del Trabajo, conocida como el “parlamento mundial del trabajo”, inició su segunda jornada en Ginebra con la tarea en comisiones. “La OIT debe volver a incidir ante los organismos multilaterales en defensa de los derechos laborales”, expresó desde Suiza el secretario Gremial de la CTA-A, Daniel Jorajuría.

El secretario Gremial de la CTA-Autónoma, Daniel Jorajuría, en diálogo telefónico con ACTA, informó sobre el desarrollo de la segunda jornada de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) de la cual participan alrededor de 6.000 delegados —representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores de los 187 Estados miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT— en Ginebra Suiza, en el marco de su 108º encuentro.

La delegación de la CTA-A está encabezada por su secretario General, Ricardo Peidro, designado Delegado Alterno del grupo de trabajadores argentinos. Completan la representación ceteatista Viviana García, responsable ante la OIT por el Instituto de Salud Pública (IPS) sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo y secretaria de Cultura de la Central; Horacio David Meguira, Director del Departamento Jurídico; María Fernanda Boriotti, Secretaria General de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) y Adjunta de la CTA-A Rosario, y el ya mencionado Daniel Jorajuría.

La cita del Centenario está dedicada al futuro del trabajo. Al respecto Jorajuría disertó en la Comisión Plenaria sobre la Declaración del Centenario en la que manifestó “la importancia del informe de la Comisión Mundial sobre el tema” pero consideró “que se necesita enfatizar la situación actual de los trabajadores y las trabajadoras, ya que en el texto inicial esta diluido”.

De todas maneras, el Secretario Gremial, destacó “la recuperación de la Declaración de Filadelfia que nos permite poner a la norma laboral por encima de las normas económicas, recuperar los derechos humanos y retomar el rol vital de la OIT para volver a incidir ante los organismos multilaterales y sus políticas económico-financieras en defensa de los derechos laborales”. El dirigente se refiere con la Declaración de Filadelfia a la actual carta de la OIT, promulgada en 1944, que tiene cuatro principios fundamentales: el trabajo no es mercancía; la libertad de expresión y de asociación son esenciales; la pobreza en cualquier lugar constituye un peligro para la prosperidad en todas partes, y la guerra contra las carencias se debe desatar con vigor implacable.

Jorajuría convocó también “a recuperar los límites de las jornadas máximas laborales, pero también las jornadas mínimas, que nos permite eliminar los contratos de ’Hora 0’, los contratos intermitentes y dar una garantía alimentaria al trabajador con jornada mínima, como existe la de 20 horas en España”.

En ese marco, pidió “regular la economía digital, como es Uber o Glovo, porque el futuro del trabajo no puede venir a eliminar las relaciones del trabajo y la garantía es recuperar la vigencia de la Resolución 198 de la OIT (sobre trabajo decente)”.

Asimismo, en la Comisión de Aplicación de Normas se trató el informe general de expertos sobre pisos de protección mínimos. Allí intervino Horacio Meguira para argumentar que “los pisos de protección son los convenios ratificados por cada país y es importante entenderlo porque estamos en un contexto de retroceso del sistema normativo y de control”.

Violencia de Género

Viviana García y María Fernanda Boriotti participaron hoy de la Comisión violencia y acoso en el mundo del trabajo e informaron a ACTA sobre los debates que se dieron en la misma.

García destacó que existe “un porcentaje importante de gobiernos que siguen apoyando el convenio y las recomendaciones sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo”, por otra parte, señaló que “estamos muy atentas y trabajando colectivamente para defender a las trabajadoras y trabajadores”. “El trabajo es arduo, recién se realizó la discusión para lograr un convenio que sea una base para terminar con la violencia y el acoso en el sector laboral”, subrayó Boriotti.

Caso Brasil

Jorajuría celebró que Brasil “haya sido incluido en el banquillo de los acusados por ser uno de los países que más violan los derechos laborales en el mundo. Es importante en razón de la brutal agresión a la que están siendo sometidos los trabajadores con reformas regresivas y represión policial”, explicó.

También informó el dirigente que la Argentina “no fue incluida en el listado y el vocero de los trabajadores en la Comisión de Normas, Marc Leman, hizo alusión a las presiones por parte de los gobiernos y los empresarios a las que fue sometido para confeccionar la lista de países. Hizo una fuerte crítica al sistema de elección geopolítica en detrimento de la gravedad, urgencia e importancia”.