Corte y olla popular en la Biblioteca Nacional

Corte y olla popular en la Biblioteca Nacional

Biblioteca NacionalEn el día de la asunción de Alberto Manguel como Director de la Biblioteca Nacional, empleados de la Biblioteca junto a dirigentes de ATE y el interbloque gremial de CTA-A Capital, cortaron las calles Las Heras y Agüero con el fin de ser atendidos en su reclamo de reincorporar a más de 100 trabajadores que fueron despedidos en el mes de Marzo.

Virginia Soria, una de las empleadas despedidas comentó: “Nosotros vamos a seguir luchando todas las semanas hasta recuperar los puestos. Tenemos compañeros despedidos de hasta 25 años de antigüedad y ninguno de ellos era ñoqui o se la pasaba mirando el reloj para ver cómo pasaban las horas laborales”.

“No somos números”, agregó Soria, “sino personas con nombre y apellido y familia que mantener, con gastos que subsanar y, sin un salario, no podremos seguir con eso”.

“No tenemos cuentas en paraísos fiscales ni dólares en bolsos, sólo un salario del cual vivíamos”, prosiguió la trabajadora despedida. “Es por eso que hoy estamos molestando a la gente, cortando la avenida para poder ser escuchados. Y, hasta ahora nunca nos dieron una respuesta, ni siquiera un telegrama de despidos. Solo recibimos una nota con nuestro nombre donde nos decía que ya no éramos más parte de la Biblioteca Nacional”, concluyó.

Por su parte Pablo Spataro, Secretario General Adjunto de la CTA Capital, enunció: “Estamos acá para cumplir un mandato histórico que revalidamos en las últimas elecciones. Y siempre que haya un compañero, un trabajador, injustamente despedidos allí estará nuestra organización apoyándolo”. Fabián Pereira agregó: “Por tal razón estamos con la CTA Capital y ATE esperando la reincorporación de los compañeros, la cual debe producirse ya mismo. Los compañeros deben volver a trabajar”.

A su vez, Dario Orellano, del Consejo Directivo de ATE Nacional comentó que desde el sindicato “se está planteando una política de no aflojar a la cuestión que socavó los derechos de muchos laburantes como fue el despido masivo que se produjo en el ámbito Estatal. Por eso siempre nos encontramos a la par de los laburantes despedidos. Y planteamos que es imperiosa la necesidad de abrir los canales de diálogos para reincorporarlos”.

Luego de una hora de corte, ingresaron al ritmo de la batucada hacia las oficinas del director. Allí, luego de un rato se acercó del otro lado de una puerta doble de vidrio la secretaria, quien comunicó que le avisaría al director. O bien, como eran nuevos se perdieron en los 3 metros cuadrados de oficinas, tal era el chiste que se hacía, o se negaron a atender a los delegados gremiales que representaban a los despedidos. Así que los compañeros se retiraron a la calle para comer un sabroso guiso de chorizo en la olla popular que habían instalado sobre Las Heras y, mediante la charla cómplice, comenzaron a planear un nuevo ataque, está vez más poderoso.

Entre los presentes se encontraban Giselle Santana, Secretaria General de la CTA Capital Regional Norte; Martín Brunás, Secretario de Comunicación de la CTA Capital Región Centro; Isabel Vieyra de Abreu, Secretaria General de ATE Justicia y Alan Britos, Delegado de ATE Mecon, entre otros.

Fuente: Martín Brunás, CTA Capital Regional Centro; www.ctacapital.org