ATE pide la renuncia de la ministra de Educación, Isolda Calsina

ATE pide la renuncia de la ministra de Educación, Isolda Calsina

Matías BrizuelaA raíz de los continuos avasallamientos a los derechos de los trabajadores dependientes del Ministerio de Educación a cargo de Isolda Calsina, ATE Jujuy exige su renuncia.

El pedido fue aprobado por la asamblea de 24 gremios de estatales de la provincia, que tuvo lugar en el Club Lavalle para repudiar las políticas de imposición y ajuste al bolsillo de los trabajadores del Gobierno.

Al respecto el secretario General de ATE Jujuy, Matías Brizuela, remarcó ayer ante la asamblea multitudinaria de trabajadores estatales que “por la inoperancia, por la soberbia de la ministra Calsina es necesario que renuncie, porque no puede conducir un ministerio donde echa a 700 compañeros”.

Además le dio de baja a miles de cargos docentes en toda la provincia y también cerró carreras terciarias.

“Asimismo la ministra Calsina les arrebató, a su vez, el derecho de receso invernal a los trabajadores de esa cartera, derecho adquirido desde hace más de 40 años. Poniendo un memorándum por sobre una resolución, generando así un error administrativo y legal.

Se suma también el desprecio que tiene contra los docentes jujeños, mostrado así en diferentes declaraciones mediáticas, como cuando afirmó que los maestros de Jujuy son los mejores pagos de la administración pública, a lo que a su vez agregó que además, son unos privilegiados.

Y por último, por cuanto no se puede permitir, bajo ningún aspecto, que un funcionario público realice prácticas sociales discriminatorias, las que encima se ven agravadas porque a partir de ellas luego extorsiona a las personas para que no pierdan su fuente de trabajo.

Los estatales de ATE Jujuy no nos olvidamos, y denunciamos enfáticamente, que la ministra Calsina no respetó el derecho a la igualdad de trato y a la no discriminación que tenemos todas las personas; por cuanto despidió a 700 capacitadores por el motivo de que tienen pertenencia gremial a ATE. Y ordenando luego a muchos de estos trabajadores despedidos a que se desafiliaran del sindicato, para que pudieran recuperar su trabajo perdido.

Desde ATE Jujuy, decimos que la Ministra ha cometido 700 veces un acto discriminatorio, de acuerdo a Ley antidiscriminatoria 23.592 vigente en nuestro país. Situación que nadie debe ignorar ni permitir, en tanto y en cuanto ha sido realizado por un funcionario público de alta jerarquía y responsabilidad; y que además lo ha hecho en nombre del Estado provincial”.