Asignaciones Familiares: El Gobierno en deuda con los hijos de los trabajadores

Referentes sindicales de distintos puntos de la provincia, opinaron sobre la situación en torno a las asignaciones familiares en la Provincia de Santa Fe. Un informe de la CTA-A dio cuenta no sólo de los montos irrisorios, sino del atraso respecto a otras provincias de similares características.

El reclamo es unánime: Aumento ya partiendo de montos dignos, ajuste en paritarias y la modificación de la ley que viene de la última dictadura. Tal como lo mostró el informe “Asignaciones Familiares, vergüenza silenciada” de la CTA-A Provincia de Santa Fe, en el territorio a cargo de Miguel Lifschitz se paga $260 de asignación por hijo, lo que representa en promedio la cuarta parte de lo que se paga en provincias como Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires. Además, el congelamiento de sumas anuló derechos conquistados, siendo los números más elocuentes el pago de $170 anuales para ayuda escolar, de $3 por mes para hijo/a en nivel inicial, de $4,50 para hijo/ en edad primaria y secundaria y $40 por cónyuge a cargo.

Ante esto, dirigentes y dirigentas de ATE, SIPRUS y Amsafe de diversas seccionales se manifestaron duramente contra el gobierno provincial y de manera unánime exigieron la inmediata actualización, con montos dignos, cuyo ajuste sea concordante con la paritaria.

Muy conservador para ser progresista

Desde Amsafe Belgrano, el Delegado Seccional Ariel Sola, contó que los compañeros más jóvenes consultan al gremio si las sumas son un error, “porque el aporte es tan bajo que parece una tomada de pelo respecto a lo que se necesita para llevar adelante una familia, los hijos, la escolaridad”.

Lo cierto es que se trata de una problemática que afecta a los 100 mil niños hijos de trabajadores y trabajadoras de la provincia de Santa Fe. “Nos atañe a todos los trabajadores municipales y provinciales, porque la asignación que se paga en concepto de hijo es inferior a muchas que se está pagando incluso en la región centro del país, donde hay economías similares. No debería haber diferencias como las hay”, explicó Lorena Almirón, Secretaria Adjunta de la Asociación Trabajadores del Estado Seccional Rosario.

El Delegado Seccional de Amsafe Rosario y Secretario General de la CTA Rosario, Gustavo Terés, consideró que “el informe que presentamos como Central de Trabajadores no deja lugar a dudas de cuál es la política del gobierno provincial en relación a las asignaciones familiares. Un gobierno que se define como progresista tiene en realidad una práctica conservadora y de ajuste en este plano”.

Crítico por no ajustar las sumas en cada paritaria acusó: “es vergonzoso y algunas cifras son obscenas, como los montos por escolaridad de $3 a nivel inicial y $4,50 en escolaridad primaria y secundaria. Cualquier persona con sentido común podría pensar que es una suma por día, y seguiría siendo poco”.

En consonancia, Almirón se preguntó: “¿Cuál es el valor que tiene la niñez para el gobierno provincial y el gobierno nacional y los municipales? Los salarios están muy bajos, al 50% de lo que se debería percibir, por lo que tener una asignación familiar acorde impactaría en el bolsillo. Y hay que decir que no es un tema de porcentajes, porque hace unos años salieron a difundir con bombos y platillos el aumento del 100%, que representaban nada en el bolsillo. Además, se aplica lo mismo para las raciones de comedores y copas de leche en la provincia de Santa Fe. El gobierno nacional por su parte paga $1,61 en concepto de recurso nutricional. Todo esto es insostenible”.

Por eso, Terés convocó a desmontar esta estructura en tres partes: en su expresión legal, marcando que fue una de las últimas medidas de gobierno durante la dictadura y es necesario generar una ley de la democracia; en su expresión político partidaria con todas las facciones que gobernaron en distintos poderes desde que en 1996 cuando se le transfirió la potestad de fijar montos al poder ejecutivo y que le han dado continuidad a la vergüenza; y en clave económico social, disponiendo montos actualizados que se incrementen con los ajustes salariales.

En voz de los profesionales de la salud, la Presidenta del SIPRUS, María Fernanda Boriotti, recordó que en las paritarias el gremio planteó en distintas ocasiones la urgente modificación de estos montos. “Pero evidentemente no es de interés para el gobierno, ni de los legisladores, porque no vemos campañas de ningún sector político de la provincia para modificar estos valores vergonzosos que hablan de la desprotección social del gobierno hacia sus trabajadores”, azuzó. “Posiblemente esto sea parte de la pérdida de derechos a la que estamos encaminados los trabajadores, hay política clara de ajuste y esta no actualización es parte de ella, lo que no condice con lo que debería ser un gobierno progresista”, consideró en referencia al nombre del Frente que gobierna Santa Fe desde 2007.

Parte del salario

Pablo Fonti Secretario Adjunto CTAA Santa Fe y Secretario General de la Junta Interna de ATE en la Subsecretaría de Niñez Santa Fe, contó que para quienes se incorporaron más recientemente al Estado las asignaciones nunca se terminaron de considerar como una retribución por los montos que se manejan. “Seguramente en otra época era algo que colaboraba con la manutención de a familia, la escolaridad de los hijos. Pero hoy no se lo considera como algo que distingue a alguien con hijos a cargo del que no”. Analizó que esta política va de la mano con el achatamiento de la política salarial, que también lleva a que cada vez haya menos distancia entre las categorías y responsabilidades dentro del Estado. Responsabilizó por esto al gobierno y a los paritarios provinciales.

En la zona de Venado Tuerto, los trabajadores municipales denuncian constantemente por lo bajo que nadie se ocupa de la problemática de las asignaciones familiares. “Hace años que la gente runrunea el tema salarial y de las asignaciones. Por eso desde la CTA escuchamos los reclamos de los compañeros y tenemos que ser los impulsores de este reclamo cuyo triunfo beneficiaría a todos los trabajadores A los paritarios provinciales no les interesa, cierran una paritaria baja y no le interesan los niños, que los papás que laburan tengan un buen salario. “, expresó Silvia Galiano, Secretaria General CTAA Venado Tuerto y referente de ATE en Anses.

“Los paritarios y el gobierno no plantean el tema porque tiene que ver con desactivar el conflicto de actualización salarial rápido. La estrategia este año y los anteriores, fue esa. Porque hay incluso para los docentes ayuda por material didáctico incluida en acuerdo paritario, pagada en partes, que supera los montos de las asignaciones. No se habla de lo que significan los componentes del salario y se busca desactivar los conflictos tras desgastarlos, dejando de lado esta reivindicación”, opinó Armando Yualé, Delegado Seccional de Amsafe Caseros.

“Las asignaciones son parte de la seguridad social, del salario de cualquier trabajador con familia. No admite ningún tipo de discusión ni de demora: el gobierno está en deuda, no está ayudando a mejorar las condiciones de nuestros niños, les priva de un ingreso familiar que permite mejorar el nivel de vida de esas familias. Y vale decir que es inapelable el rol de la dirigencia provincial, ya que venimos planteando que se tiene que discutir en paritaria. Hay una omisión o decisión política gremial de las direcciones sindicales de no llevar este mandato que ha sido unánime. Cualquier trabajador sabe que es un reclamo de la clase, del conjunto de los trabajadores”, concluyó Terés.

Fuente: www.ctasantafe.org