3 de junio: “Tenemos conciencia de clase y conciencia de género”

Mientras mujeres de todo el país se organizan para poner en las calles el grito colectivo de “Ni Una Menos, basta de violencia machista”, compañeras de distintas geografías pero con demandas confluentes discuten desde el sindicato sus reivindicaciones y el modo de encausar las conquistas.

 

ACTA dialogó con compañeras referentes de ATE como Marta Galante, Directora del Departamento de Género, Liliana Leyes del área de Género de CTA-A Santa Fe y Olga Reinoso secretaria de Organización de ATE Santa Cruz.

El 62 Congreso ordinario de ATE aprobó por unanimidad un plan de lucha con reivindicaciones por los derechos de las y los estatales, la libertad de los presos por luchar y contra la violencia de género. En ese marco, se resolvió la participación en la gran movilización nacional de “Ni una menos” de manera de “Acompañar la marcha impulsada por el colectivo Ni una Menos y las trabajadoras de ATE contra las violencias de género”.

Un tema destacado que llevaron las mujeres para su discusión en el Congreso de ATE es el que tiene que ver con la paridad en la representación. “Llevamos a la discusión la necesidad de que haya una representación equitativa en los cargos de representación en nuestra organización”, afirmó Marta Galante y agregó “nuestro padrón de afiliados está compuesto en su inmensa mayoría por compañeras mujeres y, sin embargo han sido muy pocas las que han ocupado cargos de representación”. Galante insistió en la necesidad de que haya un 50 y 50 en la representación de la organización. Esto no sólo se funda en una verdadera democracia sino que además se corresponde con el protagonismo de las compañeras tanto en la organización como en las acciones de lucha.

Viviana Leyes abordó el tema de la violencia contra las compañeras, y que se visibiliza en los ya más de 130 asesinatos en lo que va del año: “desde el sindicato debemos tener un protagonismo importante en la lucha contra la violencia “. Al mismo tiempo recordó que hubo tres compañeras de ATE muertas, producto de la violencia. “Laura Iglesias, Graciela Príncipe y Melisa Bogarin son hoy banderas de lucha”, afirmó Leyes y continuó: “Melisa fue víctima de la primera oleada de despidos del gobierno de Mauricio Macri”. Al referirse al rol de la Central, insistió en la importancia de articular la lucha contra el patriarcado y la violencia machista con el movimiento de mujeres: “La Central tiene que ser protagonista en el empoderamiento de las mujeres para denunciar que no es natural vivir sometidas por la violencia. Tenemos las herramientas suficientes para avanzar en la lucha por la libertad, la equidad y la vida justa que merecemos”.

Por su parte, Olga Reinoso, en el marco de la convulsión social que vive Santa Cruz, se refirió al doble ajuste (provincial y nacional) que viven los santacruceños: salarios bajos con un promedio de $12.000 cuando la canasta básica supera los 26.000, atraso en los pagos de los haberes, y hasta incluso las clases aún no han comenzado. “No sólo vienen a achicar los servicios que debiera prestar el estado, sino que además amenazan los derechos de las familias más empobrecidas. Desfinancian, cierran programas y quieren bajarnos el salario”, expresó Reinoso. En relación a las necesidades de las mujeres y las politicas públicas aseguró que “en Santa Cruz el sistema de salud es pésimo, no sólo por la falta de recursos sino porque además no hay políticas públicas de prevención y cuidado”. Respecto a la educación la dirigente enfatizó la necesidad de atender las demandas de las compañeras que quieren seguir formándose o quieren terminar sus estudios.

En cuanto a los hechos de violencia contra las mujeres Reinoso insistió en que “es urgente implementar la ley provincial que protegería a muchas mujeres de la violencia machista”. Luego denunció que esta ley aún no tiene presupuesto para su implementación. Reinoso contó además cómo se preparan las compañeras santacruceñas para la jornada de “Ni una menos”: “hicimos una fuerte convocatoria a todas las organizaciones sindicales, políticas y barriales por lo que esperamos que sea una convocatoria multitudinaria”. “Tenemos conciencia de clase y conciencia de género, por eso luchamos contra esta matriz neoliberal distributiva injusta y en contra de la violencia machista”.